Monday, August 11, 2008

La valia

Que termino más raro ¿verdad? Me refiero, ¿cómo sé sabe si uno de verdad vale? En si y por experiencia personal, no hay termino medio (bueno, lo hay como en todas als cosas, pero ha dia de hoy solo he visto a una persona (rebe) que sabe que vale, pero no se pone en plan ultra macrocreido, simplemente se mantiene). Estamos los que ni a tiros creemos en lo que valemos y aquellos que se lo creen en exceso. Pero yo despues de tantos concursos, antologias y demás, sé a ciencia cierta que es un termino muy subjetivo, marcado por la persona.
Hay para algunas personas que habra alguein que vale y en verdad, no tenga ni tecnica ni talento. Otros que buscan un tipo de talento al que no se ajusta a algunas personas (oye, yo me he encontrado escritores ultra pedantes con su buen publico y gente que tiene su publico y algunas de sus cosas son a mi juicio malas).
¿Conclusion? La valia es tan subjetivo como otras cosas, la cuestion es que quien te crea valido sea una persona que este en un buen puesto y te ayude a triunfar, es asi de simple.

PD: a que viene esto? Relei hoy aullidos blancos despues de recibir una buena critica ayer y encontrarle una falta de acento, teniendo en cuenta que descalificaban por eso... oye, me ha animado, tal vez el relato no era tan malo como para no pasar la seleccion de visiones, si no que tive mala suerte

2 comments:

Héctor said...

Yo tengo ganas de discutir contigo. Manda cojones, es una aportación con todo y conclusión positiva y aquí está Mr. Contrariedad para llevar la contraria.

Una selección no la pase quien tiene valía o un concurso no lo gana el que vale... pasar o ganar lo deciden personas bajo unos parámetros relativamente objetivos de mínimos (presentación, ortografía, etc...) que tú alcanzas de sobras y unos contenidos totalmente subjetivos que es considerar mejor uno que otro.

Tú vales, lo que a mí me fastidia es que en mi sincera opinión, por norma vales tanto o más que el ganador. Cuando ves que no tienes anda que envidiar al ganador es cuando te da rabia que el ensortijado dedo del destino no te haya señalado... pero lo que te debería de dar confianza es que puedes y que algún día, cando menos lo esperes y espero que lo antes posible, será tú la que cause rabietas.

Laura, vales, ahora falta que se vayan dando cuenta cuánto... porque seguroq eu es más de lo qeu yo creo, que yo soy muy quejica y criticón.

Un besote,
Mr. Contrariedad (aka Héctor)

Rebeca Rodríguez said...

Esta entrada me ha gustado mucho, y no porque me menciones, que ya puestos te doy las gracias por el halago aportado.

Mira, Laura, te voy a ser sincera: talento tenemos muchos y no es que otros no lo vean, es que hay demasiado talento como para elegir con acierto. Luego están los que no tienen nada de talento (vease A.P, el del gore) que tienen que pagar para ser leidos (y de estos hay muchos solo que no nos enseñan sus contratos). En mi opinión, creo que basas tu talento en el éxito de los demás. ¿Pero porque cojones, pregunto yo, tendrás la manía de decir que no vales solo porque éste u aquel ha ganado un concurso en el que tu también te presentaste? Ni tu tienes que ver con ellos, ni ellos contigo. Si ganaron, el jurado (que permitame usted decir que la gran mayoría por no incluirlos a todos, están tongados a mas no poder) sabrá porqué les dan el premio. Por esa frase que le llegó al corazón, por el título que se sobraba de bueno, por lo bien llevado que está el ritmo... Por lo que sea. Pero eso, y premio planeta nos lo ha dejado bien claro en más de una ocasión, no convierte a una obra en la mejor, sino la ganadora y punto.

Como bien has dicho, en las librerías hay basura de la mala y mira, ahi están, triunfando. Pues que triunfen con su basura, que con toda la sincerdidad del mundo, prefiero tener en mi casa cuatro novelas buenas cogiendo polvo que una infumable ganando dinero. ¿Sabes por qué te lo digo? Porque tu no escribes libros, eres escritora. ¡Eso es lo que nos diferencia de lo que se lee por ahí!

Creo que tu problema se divide en dos: el primero es que tienes prisa por publicar, hasta el punto de convertirse en obsesión, y eso, es malo para ti. Yo no te voy a decir que dejes de moverte porque solo estaría cometiendo un error, pero si te diría que te lo tomes con mas calma. Y ahí viene el segundo problema: que escribes para los demás, aunque pienses que no. Tus actos me lo dejan claro cada día. Si bien yo no soy quien para dar consejos ni sugerencias, te puedo decir que el hecho de querer que te lean constantemente, que te publiquen ya, está haciendo que no degustes el arte por el simple arte. Laura, escribe para ti, no para las editoriales. Escribe para ti, no para los foros de escritores (que ahi si que no sacas nada bueno). Escribe para ti y siente que lo que estás haciendo es arte, y por supuesto, estás dejando reflejada en papel tu voz. Pero para que te oigan otros, antes tienes que escucharte a ti misma y comprender lo que quieres decir.

Sácale partido a tu don contigo misma y no te desgastes en hacerlo con los demás.

No sé que más podría decirte. Supongo, que si no lo has hecho ya, te leas el último de Zafón, que aunque se le escapa un poco la pedantería, dice algunas frases sobre lo que significa ser escritor que te dejan con la boca abierta.

Un besote.