Thursday, September 09, 2010

Digamso adiós... o simplemente hasta luego

Y el mundo respira… o simplemente creo que al fin tras estos días Laura ha conseguido respirar por completo y aunque le cuesta vuelve a ser lo que es: sus migrañas, sus neuras y su extraño ser. Me miro al espejo y es como si me saltase el random de mi mp3 (normalmente salen unas cuantas predefinidas según la época), a veces R.E.M. quiere que perdamos la religión y otras solo quiero cantar un por siempre jamás… el rock y el jevi siempre me han sentado realmente bien, será que lo de gritar aunque sea dentro de la cabeza te libera enormemente (tal vez por eso siempre gasto mucha migraña, porque siempre ando gritando en alguna parte de mí aunque solo sea porque me gusta berrear y la historia acaba).

Siempre pensé que cuando pusiera estás palabras por Internet estaría llorando, más destrozada de lo que realmente estoy, pero sí, siento pena, pero realmente estoy aliviada. Aunque tenía un discurso predefinido de la de veces que nos dijeron de la de veces que mi padre iba a morirse, ni se me pasa por la cabeza ponerlo, esas palabras son de unos sentimientos que no comparto. Estoy triste, le echaré mucho de menos… pero estoy más aliviada que otra cosa.

Se fue tras una noche sin poder respirar del todo bien, pero no sufrió en absoluto. No se acabó de dar cuenta de que se iba y nosotros sí, yo lo asumí a las 3 y pico de la mañana, 7 horas antes de que exhalara su último aliento, ¿cómo? Los ojos en blanco y su respiración entrecortada, cuando lo vi en el cuarto a oscuras supe a ciencia cierta que era cuestión de muy poco tiempo y me eche a llorar. Poco, puede ser, pero llevaba mucho sabiendo que mi padre no iba a pasar de este año, que no iba a ver muchas cosas de mi vida y que no va a acompañarme en muchos puntos importantes a partir de ahora.

El resto del tiempo he estado en calma, no de la de no asumir que no está, sino la de saberle al fin descansando, demasiado ha luchado y 5 cánceres (colón, en cada pulmón, cabeza, esternón y uno más que no localizaron, pero este no lo contaremos) con una esperanza de vida de 2 años y él se fue a 6 (conociendo a sus 7 nietos)… en fin, mucho ha aguantado y hemos aguantado, todos necesitábamos descansar.

Con respecto a él, a los últimos tiempos a lo que he ido descubriendo de él bueno y malo… todo queda. Solo pienso que nunca he llegado realmente a conocer del todo a mi padre y muchas cosas me quedaron por descubrir de él, tal vez en el fondo sea mejor así.

Me quedo con las imágenes de su último día vivo, cuando aunque no estaba del todo bien veía a sus nietas y las sonreía. Cuando Paula le dijo “Adios Babuuuuu” y el levantó la mano para despedirse de él; que al revolver sus libros para limpiar sus cosas mi hermana se encontró un dibujo mío entre las páginas o los recuerdos que tengo de él como cuando veía la televisión sentada desde su barriga o su corbata cuando un día no me dijeron que volvía de Colombia y vino antes de que volviera del colegio (es que no era más alta, lo primero que vi fue eso, su corbata). Que pude decirle algo antes de que se fuera aunque no pudo ni entenderme y tal vez, puede que tal vez en la otra vida ya se haya decidido a leer alguno de mis libros de una vez o se haya dado cuenta que existe literatura más allá de los clásicos griegos. ¿Qué? Creo en los milagros, estos en particular no dejaré de creer en ellos, puede que con un poco de suerte, pronto leamos que Iker Jiménez haya ido a desencantar las grandes editoriales del país porque un viejo General de Brigada está tocando las pelotas para que publiquen a una escritora desconocida.

Es extraño, miro lo que he escrito y no se parece en nada a lo que pensé que alguna vez escribiría, casi parece que me pueda dar igual o sea irrespetuoso, que hacerlo con una sonrisa es que me alegre de que se haya ido… y lo único que me viene a la cabeza es que como se me ocurra poner algunas de mis canciones a repetir y sea alguna como los Black Eyes Peas y la ponga un poco alta y sin cascos, soy capaz de volver a escuchar su voz al otro lado de la pantalla, en su ordenador diciendo que es una canción simplota, repetitiva y que seamos capaces de volvernos a pelear por nuestros gustos. Lo único que sé a ciencia cierta es que le echaré de menos y sonrió pensando que, aunque no esté, alguna que otra vez pondré alguna canción en modo repetición para escribir que pueda sonar repetitiva y me imaginaré que al otro lado alguien se quejara y dirá que tengo mal gusto. Y me carearé, aunque seguramente en mi cara haya una sonrisa porque pensaré que peor gusto tiene él.

10 comments:

B.V. said...

Yo diría hasta luego.
En estos momentos no sé qué decir y seguramente ya sepas todo lo que siento al respecto. Siento mucho la muerte de tu padre, pero me alegro de que esté descanso y de que tú y tu familia descanséis. La verdad es que me han entrado ganas de llorar cuando leía la entrada. Me ha conmovido tu sinceridad y no sé cómo decirlo de otra manera. Te repito, que puedes contar conmigo (¡Y más ahora que estoy de vuelta en España! Oye, ¿tú no vivirás cerca de Madrid?) y bueno, solo te puedo decir que hoy mi oración va para tu padre y tu familia. Gracias por la entrada. Un besazo y un gran abrazo de oso, ¿vale? ;)

Jorge! said...

Muchos ánimos, Laura. Sabes de sobra que me quedé helado al leer tu sms :(

Ya sabes que soy muy muy malo hablando en situaciones como esta porque nunca sé qué decir, pero... vaya. Un abrazo fuerte de verdad, Laurita.

papalbina said...

Tú, tranquila, que ya lloro yo por ti :'(

Lo siento mucho por ti y por tu familia, sé que le echaréis mucho de menos, sobre todo, al principio y, aunque no esté contigo y no pueda ver tu primera novela publicada, mientras pongas de vez en cuando una canción simplona y repetitiva, sabes que él estará contigo siempre. De todas formas, habiendote leído estos meses e intentando que no suene irrespetuoso, me alegro por él porque puede descansar en paz y ya no sufre.

Te mando un abrazo de osa desde Suiza y que sepas que pienso en ti y tienes todo mi apoyo. Un besazo

(maldita, que me has hecho llorar T-T)

*Gy* said...

Lo siento, Mami.Lo siento por ti y por tu familia, que habéis pasado mucho. Y no, me parece que esto es lo mejor que podías haber escrito, tras tantas penas es lógico que te sientas aliviada. Al menos ya no le véis sufrir y podréis retomar poco a poco el ritmo de vida que teníais antes. Te mando un abrazo ENORME y todo mi apoyo.
Un besote

Wiz said...

Mami, lo siento muchísimo. Leí anoche tu entrada y me quedé helada, no supe qué decirte, así que me fui a la cama -llorando como papal, eso sí...-. Ahora tampoco sé qué decirte, ante una noticia así y ante tu sinceridad todas las palabras me suenan huecas. Simplemente, recuerda que me tienes aquí también y que, aunque sé que no es un gran consuelo, me estoy acordando de ti y de tu familia.

Un abrazo enorme ;)

Príncipe Zafiro said...

Lo siento mucho, laura... Leo tu entrada y lamento mucho que hayas sufrido tanto. Te mando un fuerte abrazo y un beso. No sé qué decirte en situaciones así. Mucho ánimo.

Y sí, es un hasta luego.

Byron said...

Lo siento muchísimo Xaína :(

Un fuerte abrazo.

Julia said...

Lo siento mucho... Me ha emocionado leer esta entrada, sólo quiero mandarte un abrazo muy fuerte.

Rebeca Rodríguez said...

Aunque hace mucho tiempo que no mantenemos el contacto, suelo leer tu blog, porque me gusta como te expresas. Si no te importa ni te molesta, te escribiré unas palabras, porque entiendo que es lo correcto y porque así lo siento en mi corazón.

Lamento enormemente la pérdida de tu padre, no me imagino lo que puede doler pero sí sé lo que estabas soportando a causa de la enfermedad de tu padre.

Lo tuyo es valentía, pero de la buena, buena, de esa que se habla en las historias épicas y que te desbordan de emoción. Te has enfrentado al problema con una madurez que muchas personas quisieran tener. Cualquiera se habría hundido, tu has buscado la parte positiva. El ímpetu de ir tras un sueño y conseguirlo antes de que tu padre se fuera. Algunas cosas no siempre son posibles por falta de tiempo, pero estoy segura de que tu padre está orgulloso de ti.

Espero que tu familia y tú lo superéis pronto, o al menos que no duela tanto. Espero de todo corazón que estés bien. Porque lo mereces.

Un beso y un abrazo. Rebeca.

Teresa said...

Lo más bonito que te he leído Laura. Gracias por sacarlo de dentro.
Besinho y siento lo de esta tarde.