Wednesday, November 21, 2007

No pillo

No es la primera vez que presupongo un comportamiento en unas personas y luego nasti de pasti. Pero hoy quiero hablar de los escritores... o mejor dicho, de los que dicen serlo.

El mundo es dificil, todos lo sabemos, pero si queremos conseguir algo, hay que jugar a las probabilidades (cuanto más hagas de algo, más probabilidades hay de que consigas otra cosa (probabilidad muy simplificada y sin paretos de por medio :P)). Pero eso es a lo qeu voy, pensemos en una persona que dice querer ser escritor, pero no se mueve para buscar editoriales (si tiene novelas), no busca concursos (para novelas y relatos, de genero...), no se interesa por salir en revistas o similares... es decir, que no se mueve pero afirma que qeuire publicar... ¿en que qeudamos? Es decir, los concursos y demás publicaciones vale, son accesorios, puede uno conseguir que le publiquen sin necesidad de ellos (es muy dificil). ¿Pero no moverse para nada? No se, si hay algo que se me ha enseñado en cualquier ambito,e s que rara vez alguien se va a mover por ti, porque cada cual mira lo suyo.
Que en definitiva, no lo entiendo.

1 comment:

Héctor said...

Vayamos por partes.

Todo artista tiene parte de edonista. Crear es principalmente transmitir sentimientos, los sentimientos no se hacen para morir en la nada, viven por y para llegar a otras personas. Por ello mismo y con el fin de la mera satisfación del trabajo bien hecho y de que los sentimientos de uno lleguen a buen puerto... hay que ser raro de cojones para llegar a ese ermitañismo. Ni aunque no quisiera publicar, es ser más raro que Alan Moore disfrazado de Marilyn Monroe.

Acerca de que si estas rara avis de la creación artística llegan a publicar... pues si son muy buenos sí, es más, suelen tener un aura de misticismo que les hacen ser idolatrados... claro que en el 99% de las ocasiones eso sucede cuando han muerto.

Tú vivirás para contarlo :p

Un saludote,
Héctor