Friday, November 16, 2007

Un epqueño agradecimiento ^_^

Por el dia de mi cumple, os mando este relatito ^_^, que os lo mereceis:

Y un día, sin saber porqué, me desperté en medio de una nube gris, rodeada de cientos de personas que dormitaban. Era mullida y cálida, pero la encontré triste, no me gustó mucho. Miré a los demás, sin saber muy bien que hacer, ¿sólo había esto para mí? Es cierto que era muy confortable, pero muy aburrido. Así que, sin estar muy segura de si hacia bien, me levanté, aunque debo reconocer que me tambaleé, porque nunca me había encontrado en aquella postura antes. Volví a mirar a los demás, pero nadie parecía importarle. Me caí y aunque el suelo me había parecido blando en un primer momento, a mi pobre culo en aquel momento le demostró que era duro, frío, doloroso y cruel… con lágrimas en los ojos me negué a volver a levantarme, no deseaba volver a sufrir aquel tormento de ahora. Cuando me aparté un poco la cortina de agua salada, vi como muchas personas empezaban a llamarme a gritos y con sus manos, a pedirme que me acercara a ellos. Miré la nube dubitativa, pero al final, insegura, me levanté y esperé unos instantes hasta que permanecí en aquella posición sin titubear.
Entonces me di cuenta, que de mis pies empezaban a nacer miles de colores, que tímidamente, se iban extendiendo por todo aquel lugar. Oí susurros apagados de canciones por descubrir y sin poderlo evitar, sonreí maravillada. Así que sin perder ni un momento, avancé un paso y entonces todo lo que conseguí con ponerme de pie, se volvió más vibrante y vivo, tanto que sin poderlo evitar, empecé a caminar entre la gente esquivándola, dando saltos incluso, bailando al ritmo que me imponían aquellos colores y música que reinaban ahora en mi vida.
Hubo gente que me miró con sorpresa y luego me ignoró, quienes intentaron hacerme caer y los que escondían sus pérfidas intenciones para conmigo tras una mascara sonriente que nada dejaba ver de su verdadero corazón. Y pronto me volví a caer y fue peor que la otra vez… y tuve miedo, no deseaba repetirlo, pero después de todo lo vivido, de las personas, los colores y la música, sabía que nunca podría quedarme tumbada dejando ver mi vida pasar. Así que por tercera vez, me incorporé y aunque seguí cayéndome, siempre hubo alguien que me animaba a continuar.

Me caeré una, veinticuatro y mil veces, pero siempre seguiré adelante, eso es lo que todos me habéis enseñado de mi, que con vosotros a mí lado seré capaz de conseguir lo imposible.

4 comments:

Héctor said...

Aquí un humilde piltrafilla a sus órdenes, capitana. Comparto su misma visión acerca de que sin duda un gran puerto lleno de bondades nos espera al final de esta travesía.

Feliz, feliz SÍ cumpleaños, oh SÍ, feliz cumpleaños!!!

No dejaremos que te caigas, y si hay algún tropezón, le pegaremos uan paliza a la piedra, le roperemos sus piernas de piedra y seguiremos adelante.

Por cierto.. registra este relato, qeu como te lo pillen los de Sony Bravia lo convierten en una anuncio de los suyos seguro :p

Un besote de cumpleaños y que cumplas muchos más!!!*

Héctor

*Y yo que los vea

Anonymous said...

Xa, que bonito T.T

Muchas felicidades... y que sigas levantandote, caminando con alegria, contagiando a todos con tu fantasia y tu sonrisa... (y parece que rimo aposta pero no xD)

Un abrazote!!

Laura

Pol said...

Ainsss, me ha encantado como todo lo que pasa por tu pluma... felicidades niña

Rebeca Rodríguez said...

Joder, ya podías haber avisado de que has actualizado, perraca.

Y me uno a los demás para decirte que esas ganas de levantarte ya estaban en tu interior, lo único que han hecho esas personas fue recordartelo.

Sé que lo conseguirás, que algún día podré presumir de tu libro cuando vaya a comprar algo de King o Follett en Lafnac. Y diré a la de al lado: mira, esta es mi amiga. Me tomarán por loca, pero no importa.

Eres genial, y no cambies porque si Dios te ha puesto en mi camino es por algo.