Saturday, December 08, 2007

No tenia intención de herirte

¿sabeis? He estado pensandolo seriamente y me he dado cuetna de una terrible verdad, algo que me he dejado patidifusa, pero que me he propuesto a eliminar de mi ser: soy mi peor enemigo.
Puedo haber recibido mis buenas puñaladas traperas, las que so9n de frente, malas caras, malos modos... cualqueir cosa que penseis, pero nada de todo eso, se compara con descubrirme como mi peor enemiga.

¿qué como llegue a esa conclusión? Ayer miranod los progresos de otra escritora, no pude evitar sentir envidia... si, ya se que en el post d ehulka, me dijisteis que eso era humano, pero sigue sin gustarme. Hoy, al vovler a casa, al darme cuenta de los progresos de otra persona, pense, que mi camino estaba tan lejos, tan lejos de nuevo... me deprimi, eso es cierto. Pero quiera que mirutira me pusiera a mirar el flgo de mi amigo pol y entonces, no sé proqué, mi mano cogio y me llevo a un post en concreto: el dia que publico el relaot que le regale La gente que opinaba, de nada la conocia y de nada me conocian a mi, lo más probable es que nunca nos relacionemos más alla de pablo (menos uno que conoci cuanod fui a ver encantada, qeu creo que era jareth... es que encima sera cosa de las serendipias :P). Bueno, me puse a mirarlo y sus comentarios cais me hicieron llorar... ellos no tenian proque decir nada, no tenian que mentir por pablo y muchisimo menos por mi... y esa era la cuestion, no mentian.
Se que nadie me miente cuando dice que algo le gsuta... entonces, ¿por qué me cuesta creermelo mucho más, que cuadno dicen lo contrario? Me veo ás predispuesta a mi fracaso que a mi triunfo, parece que en esto lo llevo muy a raja tabla. Pero los comentarios de esos desconocidos me ha dado más subidon de moral, tanta, que vuelvo en menos de 5 minutos a sentirme con el mismo optimismo que siempre. Fracase o triunfe ahora ya se que no es lo importante, si no intentarlo, dar lo maximo de ti y saberte merecedora de cualquier minima oportunidad por ello.

Y como siempre, voy a tener que agradecerselo a que tengo muchisima gente, conozca o no conozca, que de alguna forma estan sonriendome a mi alrededor, como si todos supierais que eso es lo unico que en verdad necesito, una pequeñita sonrisa de nada, un beso o un abrazo.
Y es que como dijo una de las chicas de ese flog, esas son las pequeñas cosas que te alegran la vida, vosotros, conozca o no, sois las mias.

Seguire intentandolo, no os preocupeis, no me dejare vencer por mi ´misma, procurare que mi duende de la envidia que a veces crece mucho y mi autocritica no destruyan mi verdadero proposito en al vida: hacer soñas a la gente.

PD: aunque me lleve a una lucha titanica, no desfallecere, no dejare que mi yo gris venca mis colores

3 comments:

La Pequeña Gran Makuku said...

Cuando leí el título del post pensé que ibas a dejar de ser mi amante :s
Ayyy mi niña pechiocha *o* (pellizco en la mejilla, torta), tú sabes que yo voy a estar ahí ziempe ziempe pa animarte cuando haga farta miarma (paso del infantiloide al andaluz en un pestañeo xD), que no se pué dominá er mundo sin un gran ego, de modo que ya lo sabe, Guardiana de mi corasao.
(pff, estoy hartita de prácticas, ahora mismo te paso aidarat que ya he escrito un poquillo más).

Eddie Brock said...

Retroceder nunca, rendirse jamas.

Héctor said...

En resumen: no te crees nuestras críticas.
:p
Adoro chincharte.

Bueno, yo entiendo el valor de una crítica externa, sobre todo cuando es buena. No es lo mismo, ni más ni menos, es... diferente.

No te puedes quejar, creo que tienes buenas y malas críticas con contenido por parte de tus amigos - las mías que son vagas y pelotilleras, no cuentan - que se alejan mucho del "sigue así" que te puedes encontrar, como comentábamos estos días, en los foros de internet.

Disfruta y aprovecha todas las críticas y por supuesto no dejes que hulka salga a la superficie, porque ella es sin duda, de tus personajes, el concepto más irreal y fantástico... no tiene razón alguna de ser.
Hasta Jared haciendo fuegos artificiales con el culo sería más coherente que los pensamientos negativos de hulka.

La venceremos a golpe de relato, así, de historia a historia, hasta la edición final.

Un besote,
Héctor